Catálogo CEIBA de la Biblioteca Central de FAUBA


Vista normal Vista MARC Vista ISBD

Suplementación de novillitos con dos fuentes energéticas en una pastura de alfalfa y gramíneas a baja asignación de forraje.

Ubicación: H 420 BIS 7
Por: Kloster, Andrés M.
Colaborador(es): Latimori, Néstor J | Amigone, Miguel A.
Tipo de material: Artículos y capítulos.Tema(s): PASTURAS DE ALFALFA Y GRAMINEAS | NOVILLO | ENGORDE En: Revista de investigaciones agropecuarias : RIA Vol.33, no.1 (abr.2004), p.101-116Resumen: Se realizó un ensayo de pastoreo con incorporación de grano de maíz o de silaje de maíz sobre pasturas templadas. Se evaluaron dos ciclos; el primero comenzó el 04/05/99 con una duración de 114 días y el segundo se inició el 06/05/01 y duró 117 días. En cada ciclo se utilizaron 13,2 ha de pastura y 60 novillitos británicos, con 203,6 ± 16,8 kg peso inicial promedio. Los suplementos fueron grano de maíz quebrado y silaje de maíz de planta entera, equiparados por energía metabolizable, dentro de cada nivel de suplementación utilizado. Se compararon 5 tratamientos a una carga de 4,54 cabezas/ha con el siguiente número de animales: T1 = pastura sin suplemento (n=20); T2 = pastura + grano maíz al 0,5 por ciento de p.v. (n=10); T3 = pastura + grano maíz al 1,0 por ciento de p.v. (n=10); T4 = pastura + silaje de maíz (base seca) al 0,7 por ciento del p.v. (n=10) y T5 = pastura + silaje de maíz (base seca al 1,4 por ciento de p.v. (n=10)). Las variables evaluadas fueron asignación de MS, contenido de proteína bruta (PB) y de fibra en detergente neutro (FDN) del forraje y aumento medio diario (AMD) de peso vivo. Las medias del AMD se compararon mediante contrastes ortogonales para evaluar los efectos «suplementación» como efecto global, tipo de suplemento, nivel de suplemento y la interacción entre tipo y nivel. En ambos ciclos no hubo efecto de tratamientos en asignación de forraje, contenidos de PB y FDN (p mayor 0.01). La asignación de forraje durante el primer ciclo fue de 16,5; 15,8; 15,8; 14,9 y 15,9 g MS/kg de p.v. en T1, T2, T3, T4 y T5, respectivamente, en tanto que en el segundo fue de 17,3; 16,5; 16,2; 15,8 y 16,2 g MS/kg p.v. en T1, T2, T3, T4 y T5, respectivamente. El AMD promedio de ambos ciclos fue diferente entre tratamientos (p menor 0,01) siendo T1 con 536 g/día superado por T2, T3, T4 y T5 con 741, 813, 689 y 751 g/día, respectivamente. Hubo un efecto significativo del tipo de suplemento (p menor 0,03) y del nivel de suplementación (p menor 0,02), sin interacción de suplemento x nivel. Los resultados reafirman la posibilidad de lograr en otoño-invierno, sobre pasturas de calidad, efectos positivos sobre el AMD, aun con bajos niveles de suplementación.
Etiquetas de esta biblioteca: No hay etiquetas de esta biblioteca para este título. Ingresar para agregar etiquetas.
    valoración media: 0.0 (0 votos)

Se realizó un ensayo de pastoreo con incorporación de grano de maíz o de silaje de maíz sobre pasturas templadas. Se evaluaron dos ciclos; el primero comenzó el 04/05/99 con una duración de 114 días y el segundo se inició el 06/05/01 y duró 117 días. En cada ciclo se utilizaron 13,2 ha de pastura y 60 novillitos británicos, con 203,6 ± 16,8 kg peso inicial promedio. Los suplementos fueron grano de maíz quebrado y silaje de maíz de planta entera, equiparados por energía metabolizable, dentro de cada nivel de suplementación utilizado. Se compararon 5 tratamientos a una carga de 4,54 cabezas/ha con el siguiente número de animales: T1 = pastura sin suplemento (n=20); T2 = pastura + grano maíz al 0,5 por ciento de p.v. (n=10); T3 = pastura + grano maíz al 1,0 por ciento de p.v. (n=10); T4 = pastura + silaje de maíz (base seca) al 0,7 por ciento del p.v. (n=10) y T5 = pastura + silaje de maíz (base seca al 1,4 por ciento de p.v. (n=10)). Las variables evaluadas fueron asignación de MS, contenido de proteína bruta (PB) y de fibra en detergente neutro (FDN) del forraje y aumento medio diario (AMD) de peso vivo. Las medias del AMD se compararon mediante contrastes ortogonales para evaluar los efectos «suplementación» como efecto global, tipo de suplemento, nivel de suplemento y la interacción entre tipo y nivel. En ambos ciclos no hubo efecto de tratamientos en asignación de forraje, contenidos de PB y FDN (p mayor 0.01). La asignación de forraje durante el primer ciclo fue de 16,5; 15,8; 15,8; 14,9 y 15,9 g MS/kg de p.v. en T1, T2, T3, T4 y T5, respectivamente, en tanto que en el segundo fue de 17,3; 16,5; 16,2; 15,8 y 16,2 g MS/kg p.v. en T1, T2, T3, T4 y T5, respectivamente. El AMD promedio de ambos ciclos fue diferente entre tratamientos (p menor 0,01) siendo T1 con 536 g/día superado por T2, T3, T4 y T5 con 741, 813, 689 y 751 g/día, respectivamente. Hubo un efecto significativo del tipo de suplemento (p menor 0,03) y del nivel de suplementación (p menor 0,02), sin interacción de suplemento x nivel. Los resultados reafirman la posibilidad de lograr en otoño-invierno, sobre pasturas de calidad, efectos positivos sobre el AMD, aun con bajos niveles de suplementación.

No hay comentarios para este ítem.

Ingresar a su cuenta para colocar un comentario.

Av. San Martín 4453 - 1417 – CABA – Argentina.
Sala de lectura de Planta Baja: bibliote@agro.uba.ar (54 11) 5287-0013
Referencia: referen@agro.uba.ar (54 11) 5287-0418
Hemeroteca: hemerote@agro.uba.ar (54 11) 5287-0218