Catálogo CEIBA de la Biblioteca Central de FAUBA


Vista normal Vista MARC Vista ISBD

Dinámica de acumulación de hordeínas en granos de cebada cervecera y su relación con la fertilización azufrada y nitrogenada

Ubicación: T.G.633.1 PET
Por: Peton, Andrés.
Colaborador(es): Pagano, Eduardo Antonio [dir.] | Prystupa, Pablo [cons.] | Cazalis, Roland [cons.].
Publicación: 2017Descripción: 105 p. tbls., grafs.Tipo de material: Tesis de posgrado de lectura en biblioteca. Recurso electrónico.Tema(s): ABONOS NITROGENADOS | PROLAMINAS | CEBADA CERVECERA | ABONOS SULFURADOS | GRANOS | DESARROLLO BIOLOGICO | MALTA [PRODUCTO]T20190201 Recursos en línea: Haga clic para acceso en línea Nota de tesis: Tesis. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Agronomía. Escuela para Graduados. Magister de la Universidad de Buenos Aires área Producción Vegetal. Maestría en Producción Vegetal. 2017. Resumen: El contenido de proteína del grano de cebada varía normalmente entre el 9 y el 13 % de su peso seco y está compuesto de una mezcla heterogénea de polipéptidos. Las prolaminas de cebada son denominadas hordeínas, y junto con algunas globulinas constituyen la reserva nitrogenada de los granos Estas proteínas pueden clasificarse según su tamaño, solubilidad y composición de aminoácidos en cuatro familias, denominadas hordeínas B, C, D, y gamma (γ). El objetivo general de este trabajo fue describir la dinámica de acumulación de hordeínas en el grano de cebada durante su ontogenia y evaluar sus variaciones ante diferentes niveles de N y S disponibles para el cultivo. Se realizaron experimentos en parcelas a campo y experimentos en contenedores bajo condiciones controladas de riego y nutrición, en un diseño factorial con dos niveles de N y dos niveles de S. Las hordeínas B fueron las primeras en comenzar a depositarse, indiferentemente del tratamiento de fertilización aplicado, cuando los granos poseían entre el 33 y el 40 % del peso seco final. Posteriormente, una vez alcanzado entre el 45 y el 55 % del peso seco final comenzaron a depositarse las hordeínas C, D y γ. La fertilización nitrogenada aumentó la tasa de deposición y el contenido final de las cuatro familias de hordeínas, en especial de las hordeínas C, mientras que la fertilización azufrada tendió a aumentar el contenido de hordeínas B. Por otro lado, la fertilización azufrada tuvo un efecto significativo sobre las hordeínas C, disminuyendo su tasa de deposición y contenido final, en particular en condiciones de alta disponibilidad de N. Las fertilizaciones afectaron la composición final del grano, y los granos con mayor acumulación de hordeínas C produjeron maltas con menor calidad industrial.
Etiquetas de esta biblioteca: No hay etiquetas de esta biblioteca para este título. Ingresar para agregar etiquetas.
    valoración media: 0.0 (0 votos)
Tipo de ítem Ubicación actual Signatura Estado Fecha de vencimiento
Tesis de posgrado de lectura en biblioteca Tesis de posgrado de lectura en biblioteca Biblioteca Central

Facultad de Agronomía - Universidad de Buenos Aires

Solicitar en Sala
T.G.633.1 PET (Navegar estantería) Disponible

Tesis. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Agronomía. Escuela para Graduados. Magister de la Universidad de Buenos Aires área Producción Vegetal. Maestría en Producción Vegetal. 2017.

El contenido de proteína del grano de cebada varía normalmente entre el 9 y el 13 % de su peso seco y está compuesto de una mezcla heterogénea de polipéptidos. Las prolaminas de cebada son denominadas hordeínas, y junto con algunas globulinas constituyen la reserva nitrogenada de los granos Estas proteínas pueden clasificarse según su tamaño, solubilidad y composición de aminoácidos en cuatro familias, denominadas hordeínas B, C, D, y gamma (γ). El objetivo general de este trabajo fue describir la dinámica de acumulación de hordeínas en el grano de cebada durante su ontogenia y evaluar sus variaciones ante diferentes niveles de N y S disponibles para el cultivo. Se realizaron experimentos en parcelas a campo y experimentos en contenedores bajo condiciones controladas de riego y nutrición, en un diseño factorial con dos niveles de N y dos niveles de S. Las hordeínas B fueron las primeras en comenzar a depositarse, indiferentemente del tratamiento de fertilización aplicado, cuando los granos poseían entre el 33 y el 40 % del peso seco final. Posteriormente, una vez alcanzado entre el 45 y el 55 % del peso seco final comenzaron a depositarse las hordeínas C, D y γ. La fertilización nitrogenada aumentó la tasa de deposición y el contenido final de las cuatro familias de hordeínas, en especial de las hordeínas C, mientras que la fertilización azufrada tendió a aumentar el contenido de hordeínas B. Por otro lado, la fertilización azufrada tuvo un efecto significativo sobre las hordeínas C, disminuyendo su tasa de deposición y contenido final, en particular en condiciones de alta disponibilidad de N. Las fertilizaciones afectaron la composición final del grano, y los granos con mayor acumulación de hordeínas C produjeron maltas con menor calidad industrial.

No hay comentarios para este ítem.

Ingresar a su cuenta para colocar un comentario.

Haga clic en una imagen para verla en el visor de imágenes

Av. San Martín 4453 - 1417 – CABA – Argentina.
Sala de lectura de Planta Baja: bibliote@agro.uba.ar (54 11) 5287-0013
Referencia: referen@agro.uba.ar (54 11) 5287-0418
Hemeroteca: hemerote@agro.uba.ar (54 11) 5287-0218